jueves, 12 de noviembre de 2009

El contador de historias

Últimamente no se qué leer. He estado paseándome por las estanterías de otros usuarios de anobii para ver si encontraba algo interesante, pero, ni aun así, de modo que al final le pedí a mi madre que me recomendara alguno y ella me prestó “El contador de historias”.

Al principio era un poco reticente a leerlo porque pensaba que serían relatos sin conexión, pero no es así. Hay una historia central sobre una familia Libanesa, se narra todo su pasado y el presente, que se supone que es en la actualidad. Después, intercaladas, aparecen otras historias. Las más importantes son las del Rey Baybars y la de Fátima, pero hay muchas más y ese es el punto que quizás no me ha gustado tanto. Alguien cuenta una historia, en la que a su vez, un personaje también cuenta una historia y al final te pierdes y no sabes en qué historia estás.
Me he quedado con ganas de saber más sobre la historia de Fátima, sin embargo, para mi gusto, sobran páginas del Rey Baybars, al final aburre un poco tanta guerra aquí y allá.

Verónica

5 comentarios:

jotapecebe dijo...

Técnicamente creo que es más correcto decir que te los recomendaste tu misma, por que me recomendaste a mi que se lo regalara a la mamá, recuerdas? Es un poco confuso y circular

Verónica dijo...

Jajajajaja es verdad... no me acordaba!!! vaya me has sacado los colores...:-)

Dama lectora dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Dama lectora dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Dama lectora dijo...

Dama lectora dijo...
Hola Verónica:

Te contesto aquí al comentario que me dejaste en mi blos en mi entrada sobre el concierto de Amaia Montero.

He visto en tu perfil que te gusta Amaral, a mi también me gusta.

Si, el concierto fue gratis y menos mal porque si no pedia devolución te lo juro.

Siento comentarte sin leerme ni siquiera la entrada espero que me perdones.

Te leeré.

Bikos,
MaRu.

P.D: La que eliminó los comentarios fuí yo porque me equivoqué y en vez de leer Amaral lei Amaia y pensé que te gustaba Amaia Montero, lo siento fue culpa de mi dislexía.