jueves, 13 de octubre de 2011

Hacia lo salvaje

Al ver el vídeo de Amaral me he acordado de algo que me pasó hace un par de semanas. O a lo mejor eran tres, no lo sé.

 

Sé que era sábado. Salí temprano a pasear con Dama, aprovechando el fresquito. Fuimos hasta nuestra pequeña playa, que por fin hemos recuperado, eso sí, llena de porquería, ¡pero vuelve a ser nuestra!.

playa

Dejé que Dama se metiera en el agua y yo me quedé en la orilla. Al cabo de un rato, algo que había en el agua llamó su atención, de modo que, para evitar que se lo comiera, di un tirón a la correa y la saqué del agua. Cuando ya la tenía bajo control me acerqué a mirar. ¡Qué sorpresa!. Era una tortuguita marina que estaba luchando contra las olas, intentaba meterse en el agua, pero una y otra vez las olas la echaban fuera. No tuve mucho tiempo para pensar. La cogí con una mano, con la otra sujetaba a Dama porque se la quería comer, ¿y qué hice con ella?, la lancé mar adentro con todas mis fuerzas. Igual me pasé de brusca. Hay dos opciones, que la tortuga gritara en “tortugo” un ¡¡GRACIAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAS!!” o un“JAPUTAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA”. Quiero pensar que le hice un favor. Enseguida rastreé los alrededores, por si había alguna tortuguita más, pero no, debió ser la última de sus hermanas o la única superviviente a los veraneantes. Qué pena no haber hecho ninguna foto, pero el tiempo apremiaba, no me daba tiempo a sacar el móvil del bolso.

Al llegar a casa busqué por Internet y creo que ya sé qué especie era: la Tortuga Boba, bastante común en el Mediterráneo. Me hace ilusión pensar que una mamá tortuga encontró esa playita y puso ahí sus huevos. Quién sabe, si mi tortuguita sobrevive, quizás venga también aquí a poner sus huevos. El año que viene pienso estar bien atenta.

14 comentarios:

la reina del mambo dijo...

Quiero pensar que te gritó: Graciaaaaass!!!
También que se salvó.
Un beso

Sil dijo...

No había visto el videoclip. Me tocan la fibra con los animalicos :)

Muy bien hecho, Vero, yo habría actuado igual. Y como la reina del mambo, quiero pensar que sí, que te dio las gracias ;)

La pequeña Meg dijo...

Seguro que te lo agradeció, seguro!!Los animales son mi debilidad, especialmente los perros...

Inés dijo...

jajajaj! qué buena eres!! Me ha encantado el post!!

Yo también creo que gritó Graciaaaaaaaaaaaaaaas.

Muy bueno.

Ana Pepinillo dijo...

Ohhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh seguro que te dio las gracias!!!

un ratón dijo...

Ajajaja, lo que me he reído pensando en la tortuga volando diciendo "Japuutttaaaaaaa" y cuando aterrizase en el agua..un "ahh vaya gracias".
Besos

juan andrés estrelles dijo...

Seguro que le hiciste un favor y seguro que te lo agradeció. Que en esas cosas los animales suelen ser mucho más cumplidos que las personas. Un beso.

Gybby dijo...

A lo mejor al principio no la moló un pelo que la tirases!! jajajaja pero cuando se viera en el agua, a salvo, seguro que te lo agradeció!! :)
No esperaba menos de ti!! jejejeje

Un besazo!!

Naray dijo...

Pues quiero pensar que gritó ¡¡GRACIAAAAAAS!! pero me hace gracia pensar que gritó ¡JAPUUUUUTAAAAA!
Ayyy lo que me he reído Verónica, muy bueno.

Ajam! C. dijo...

Estoy segura que te lo agradecio, casi se la querian comer como no te lo iba a agracer?? jajaja.

Creo que la vida de los perros es un mundo paralelo :)

Saludos!

Bárbara dijo...

Hola! he llegado por casualidad a tu blog y me gusta la forma que tienes de contar las cosas. Te sigo ^^

Por cierto, si yo fuese la tortuga te lo habría agradecido, la salvaste de acabar en el estómago del perro jaja.

Verónica dijo...

Gracias a todos, sí, yo también estoy segura de que en el fondo me dio las gracias. ¡Espero que lograra encontrar la corriente perfecta!

Neuriwoman dijo...

Esta es mi niña, con un corazón de oro. Seguro que la tortuguita grito a los cuatro vientos marinos: graaacias japuuuta!! Pero que se le va a hacer ya sabes que la gratitud no tiene palabras y cuando la tele diga que en nuestras costas han aumentado en miles de miles las tortuguitas. Yo pensaré en ti y le contaré a mis hijos y a mis nietos que yo conocie a la autentica, a la verdadera, a la genuina lanzadora de tortugas en apuros al mar.

Estoy muy orgullosa de ti y tan agradecida como la tortuguita, por que eres un cielo.

Por eso me da mucha rabia que mi blogroll no se actualice cuando salen una de tus nuevas entradas.

Un beso grandote y un abrazo de cariño a Dama, que por lo que veo en la foto sigue unida con su cordon umbilical (lease correa extensible) a ti.

Verónica dijo...

Gracias Neuriwoman, qué palabras más bonitas. Comentarios así hacen que siga vivo el blog, aunque poco actualizado. ¡Dichosa falta de tiempo!.