domingo, 19 de septiembre de 2010

Calorías

Normalmente por la mañana me tomo un vaso de leche con cereales y poco más. Más tarde, en el trabajo, almuerzo tres o cuatro tostadas de arroz y un zumo. Mi cuerpo ya está acostumbrado a ese ritmo y no le sientan bien los cambios.

Hace seis años que voy todos los sábados a almorzar con mi abuelo. Yo siempre me pido medio bocadillo de algo que no sea muy pesado (bacon con queso o jamón) y él se pide un plato caliente. Siempre me insiste en que me coma yo también un plato caliente, los bocadillos no los considera alimento, pero a mí a esas horas no me entra otra cosa.

Hasta ayer.

El bar al que vamos habitualmente estaba cerrado por vacaciones, de modo que tuvimos que ir a otro. Creo que se llama “Jaume I”, aunque él lo llama “El Bar de la Pata” (y ya entiendo por qué). No había bocadillos así que tuve que sucumbir a un plato.

A las 9:30 de la mañana me comí dos o tres patas (o manitas) de cerdo con su salsita, un trozo de costilla y revuelto de habitas con chorizo y morcilla. ¡Qué contento estaba de verme comer lo mismo que él pero qué mal me sentó!. Ni corriendo un maratón podría haber quemado todas esas calorías. ¿Cómo puede tener la gente tanto apetito a esas horas?.

No pensaba comer nada el resto del día, o como mucho, algo de fruta. Y tampoco pudo ser. Había quedado para comer con unos amigos. Fuimos al “Foster’s Hollywood” del Grao de Castellón. ¡¡Más calorías!!. Combo de cosas fritas para picar, una “Chiliburguer” para mí, y de postre, helado de nata, chocolate y cookies.

¿Y creéis que cené algo?. Pues sí. Un bocadillo de bacon, queso y huevo.

Hoy no puedo porque toca paella, pero a partir de mañana, ensaladas, carne a la plancha y fruta.

P.D. Como anécdota de la comida, nos pareció ver a Nacho Vidal paseando por el Grao de Castellón. Estamos seguros un 90%, obviamente, no le preguntamos si era él.

3 comentarios:

NARAY dijo...

¡¡Ayyy omá que rico todo!!... yo es que soy muy comilona y todo se me hace poco. Desayuno mucho, como más y cenar... bueno cenar intento contenerme ¡¡pero no puedo!! :D
Pero tienes razón, hay que contenerse y comer más sanito
¡¡Besos!!

Verónica dijo...

Sí, estaba todo riquísimo!!! Como ves, a mí tampoco tuvieron que obligarme ni insitirme mucho... También me encanta comer!!!
(y con un restuarante en la famila, es más difícil contenerse)

Chasky dijo...

Yo me controlo un poco pero por la mañana podría comer cualquier cosa, incluso sería capaz de zamparme lo mismo que en la comida.